padrinos y madrinas portada

Padrinos y damas de honor: guerreros y ‘meigas’ de una boda

¿De dónde viene la costumbre de las damas de honor de una boda? Su origen es ciertamente sorprendente y tiene mucho que ver con el hecho de que vistan de una forma similar a la amiga que contrae matrimonio. En Roma se creía que para ahuyentar los malos augurios (algo que tanto obsesionaban a los ciudadanos del Imperio) era conveniente ‘disfrazar’ a varias mujeres con ropajes muy parecidos a los de la novia; así esos malos espíritus no tenían nada claro quien era la mujer que se desposaba y no podían ‘atacarla’. Las damas de honor de una boda (ceremonia que en Simboliza lleva por nombre ‘Unión de Almas’) eran, por tanto, una especie de escudos protectores de la amiga en el día de su casamiento.

damas de honor boda

Si miramos hacia los padrinos del novio, veremos curiosas similitudes. Hemos de ponernos de nuevo en un tiempo de peligros, guerras, conquistas. El hombre que se casaba se rodeaba de guerreros; sí, de fieles defensores de la novia en caso de intento de secuestro y amigos incondicionales del novio bien diestros en el manejo de la espada.

Y hablando de espadas: que la novia se sitúe en el lado izquierdo del novio en el altar también tiene una explicación práctica… y guerrera. Al hombre que había conseguido desposarla le quedaba libre la  mano derecha para desenvainar y luchar contra sus competidores. La tradición es anglosajona y dice mucho de la antigua ceremonia matrimonial: poco libre, con poco enamoramiento por medio y sí mucho interés familiar, económico, político y comercial.

El corazón mandaba ciertamente poco. Y si le daba por hablar, ahí estaba la espada.

padrinos boda

#bodas #bodas2015 #tradiciones #curiosidades #historia